Contact us +34 646 808 942

  • es
  • en

Ayuno de información en tiempos revueltos

Por carinastinga el en comunicación visual
4

 

Vivimos una de las épocas más complejas y delicadas que nos ha tocado como sociedad catalana.

Este blog no tiene color político pero sí me pareció importante hablar de la comunicación y la información como tal ya que es nuestra constante compañera en días revueltos.

Para situarnos, os dejo dos conceptos:

 

  1. Desinformación

    En la época de nuestros abuelos, la información era lenta y era un bien preciado. Así mismo, aquella que sí llegaba lo hacía en dosis asumibles para la atención del consumidor. Eran épocas en que no tenías el global en la cabeza porque el movimiento de la información no iba en paralelo al ritmo de los sucesos.

     

información
  1. Hiperinformación

    La hiperinformación es el extremo opuesto y se corresponde al estado actual de cosas. Puedes enterarte de lo más nimio al minuto porque alguien lo tuiteará. Además, no tienes que conformarte con una visión porque puedes acceder al espectáculo mediático del otro lado también. De esa manera te vas cargando de las mochilas de uno y otro bando hasta que, sin darte cuenta, empiezas a estar tenso, crispado y básicamente cabreado todo el día.

    La hiperinformación puede enfermar

En este contexto es cuando como consumidores de información necesitamos sentido común y medida. Necesitamos darnos cuenta del estado de miedo, crispación o ira en que me encuentro después de estar expuesto al tsunami informativo para volver a plantearnos nuestra relación con la información. Solo tú como consumidor puedes poner freno. El bombardeo ya ha empezado y es una excelente arma que se utiliza de un lado y de otro para caldear el ambiente.

  • No lo permitas por tu salud mental.

  • No lo permitas por tu sistema nervioso.

  • No lo permitas porque te hace una presa fácil, miedosa y vulnerable.

 

Me parece importante también, recordar que hace más de 50 años ya hemos visto cómo la manipulación del sistema nervioso colectivo puede llevar a la humanidad a cometer atrocidades. De hecho, tuve la suerte en la universidad de hacer una tesis sobre la propaganda nazi. Tuve la suerte de investigar y de aprender sobre un tema que hoy me recuerda los mismos conceptos. Estos son:

  1. Blanco o negro

    En el mensaje (visual y verbal) se busca la pregnancia y el mensaje simple, llano, recordable y eficaz. No hay grises, no hay sitio para el cuestionamiento y tampoco hay sutilezas o metáforas. Más o menos dice “o conmigo o contra mi”.

  2. Manejo del sistema nervioso

    En las marchas diseñadas por Joseph Goebbels (el estratega de la propaganda nazi del gobierno de Adolf Hitler), todo estaba pensado para demostrar un poderío imbatible e impresionar.

    Quienes presenciaban ese despliegue de fuerza se sentían parte de eso que sea, pero parte.

    Habían comprado la etiqueta. Lo que venía dentro del envase ya no se cuestionaba.

  3. Bombardeo sistemático

    Al mensaje dogmático y a la puesta en escena espectacular le faltan el último ingrediente estrella, el bombardeo sistemático e incansable de información. Puede que no caigas a la primera, ni a la segunda y tampoco a la tercera, pero hacia la décima exposición ya estás medio convencido.

     

En este contexto, lo único que puedes hacer para evitar el embate y evitar ser presa del miedo o de la ira es ayunar información.

Retirar tu atención de todo lo que grita, es grosero y brilla y ponerla en otro sitio.
La manera de medir cuándo es necesario ayunar información o retraerse la dirá tu propio cuerpo. Si te encuentras nervioso, crispado, con miedo, inundado de malestar emocional y sueles pensar demasiado, entonces tu estado es de ansiedad por exceso de información.

Sea cuál sea el momento histórico que estés enfrentando. Sea cuál sea tu bando. El estado alerta ansioso nunca resuelve nada, más bien lo entorpece.

Te invito a ayunar información para tener paz y calma porque esa es la revolución de los intangibles.

Después de 20 años moviéndome en el mundo del diseño gráfico y la comunicación visual, he aprendido que los diseñadores tenemos mucho por aportar al mundo de la empresa y no es solo un logo bonito. Pensamos diferente, replanteamos el mundo, vamos por libres, estamos conectados con nuestro lado creativo. Tenemos activos que pueden utilizarse y aplicarse en el dia a dia empresarial. He aprendido a ser coach de emprendedores y a situar su estrategia comercial. Soy una profesional 2.0, que trabaja con la fórmula WOD (work on demand), montando equipos cuando los proyectos lo necesitan ya que cuento con mi propia red de networking profesional, por eso puedo ofrecer un precio competitivo para un servicio de altísima calidad.

Y tú, eres un emprendedor 2.0?

Carina Stinga / Comunicación y estrategia visual

outsourcing

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR