Contact us +34 646 808 942

  • es
  • en

La innovación como método, brainstorming

Por carinastinga el en co-creación, comunicación, creatividad, eficiencia
10

 

Este post forma parte de la serie “La innovación como método” en donde os explico técnicas y métodos para emprender acciones que nos lleven a la innovación constante.

Un brainstorming, o lluvia de ideas, es una excelente herramienta para dar rienda suelta a las ideas, sacarlas de dentro, atraparlas en papel y pasárselo a lo grande en el camino. Como en cada fase del proceso de diseño, las ideas fluyen si estás en buena forma mental. Podrás corroborar que cualquier emoción negativa que albergues es un gran freno en tu fluidez. De manera que, literalmente, “no hay tiempo para humores de cagada”, como diría Don Juan.

Como te imaginarás, el trabajo más arduo a la hora de enfrentarse a un proceso creativo lo harás contigo mismo.

Tener una buena idea es como dar a luz a un niño, o como tener un orgasmo. Tienes la clara sensación de que has llegado a algún sitio. El entrenamiento creativo, a su vez, exige una alta dosis de síntesis y conceptualización. Tendrás que aprender a sacar la paja y el ruido, y ojo porque ¡vivimos en el mundo del ruido!

Al entrenamiento creativo yo le llamo “entrenamiento” porque es necesario hacer mucho trabajo interior para sacarte partido y para empujarte a dar lo mejor que pueda salir de ti.

Aquí mis técnicas para un brainstorming productivo:

 

  1. Busca un sitio estimulante

Somos como esponjas, nos encogemos o nos expandimos según el ambiente en donde estamos. Buscamos la expansión, de manera que el sitio en donde tendrá lugar el brainstorming debe ser estimulante, darte buen rollo y debes sentirte a gusto en él.

 

  1. Todas las ideas valen

El proceso de brainstorming no es de juicio ni de filtro. Este proceso es como abrir un cofre. Tenemos que hacer aflorar ideas. Valen todas. Las disparatadas, las imposibles, las sosas, las raras. Estas etiquetas en este momento se aparcan. Queremos que salgan muchas ideas. Si nos estamos juzgando conforme salen, estamos creando nosotros mismos un ambiente que encoge.

 

  1. No pares de escribir, y hazlo rápido

Piensa en el brainstorming como si estuvieras atrapando mariposas con una red. Las mariposas son todas tus ideas y pensamientos. Busca atrapar la mayor cantidad posible de mariposas. Puedes escribir, grabar, dibujar o utilizar cualquier método que te permita capturar esos intangibles.

 

  1. Autorregúlate

En el proceso creativo rigen unas reglas bastante diferente a las del resto de trabajos (al menos como eran conocidos hasta ahora). En el caso del brainstorming, tú mismo te darás cuenta cuando ya estés vacío de ideas. Puede haber pasado una hora o diez minutos y es indistinto.

En el proceso creativo tú eres el patrón de todas las medidas. No hay un reloj externo que rija nada. Es absurdo.

 

  1. Prueba brainstorming en grupo

El brainstorming también puede ser grupal, pueden ser dos personas o más. En un brainstorming grupal la ventaja es la misma que la desventaja, que es la energía creativa que ese grupo es capaz de movilizar.

Los grupos necesitan un moderador para que avive el fuego cuando los participantes se quedan estancados. También necesitan unas reglas claras de no enjuiciar ni emitir opiniones para que las ideas puedan fluir de veras.

 

 

 

Al finalizar la fase de brainstorming tendrás un montón de papeles, grabaciones, garabatos o lo que sea que hayas usado para atrapar tus mariposas. Necesitarás tomar distancia y dejar descansar esta fase. Te has expandido para sacar mucho valor de ti y ahora necesitas alejarte y enfriarte para volver en modo neutro, con ojos nuevos, en zen. Apaga tu entrenamiento creativo y sigue haciendo aquello de siempre.

En nuestros cursos de activación del ecosistema creativo proponemos técnicas y metodologías que nacen del darse cuenta y del despertar del individuo. No se trata de repetir conceptos para que todo siga igual sino de empoderar individuos para que lleven las organizaciones al cambio y la innovación constante.

Somos entusiastas de este nuevo paradigma social y queremos ser parte del cambio en las organizaciones. Bienvenido a la era de los intangibles.

Después de 20 años moviéndome en el mundo del diseño gráfico y la comunicación visual, he aprendido que los diseñadores tenemos mucho por aportar al mundo de la empresa y no es solo un logo bonito. Pensamos diferente, replanteamos el mundo, vamos por libres, estamos conectados con nuestro lado creativo. Tenemos activos que pueden utilizarse y aplicarse en el dia a dia empresarial. He aprendido a ser coach de emprendedores y a situar su estrategia comercial. Soy una profesional 2.0, que trabaja con la fórmula WOD (work on demand), montando equipos cuando los proyectos lo necesitan ya que cuento con mi propia red de networking profesional, por eso puedo ofrecer un precio competitivo para un servicio de altísima calidad.

Y tú, eres un emprendedor 2.0?

Carina Stinga / Comunicación y estrategia visual

outsourcing

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies