La comunicación es una sinergia, una dinámica, un flujo y una energía que pasa entre dos entidades. Siempre estamos comunicando porque somos seres sociales y gregarios que necesitamos el reflejo del otro para existir.

La comunicación es el aceite que mueve el motor del mundo. Muchas veces los conflictos y las enemistades nacen de comunicaciones poco acertadas. La comunicación bien enfocada puede alisar muchos terrenos pantanosos.

La comunicación asertiva, por su parte, es la comunicación adecuada, la que consigue el objetivo que persigue, la que es pulida, la que une y la que permite la verdadera conexión entre individuos. No es comunicación a secas, es comunicación efectiva, que logra un efecto y que tiene un retorno.

 

He condensado en estos tres puntos los diferentes músculos que necesitarás trabajar para hacer que tu comunicación pase de ser simplemente comunicación a ser asertiva.

1. Atención

Prestar atención al presente y a lo que está pasando. Observar mis reacciones a determinados comentarios, temas, tonos de voz y un largo etcétera.

Mis reacciones son “botones” que los demás aprietan (sin saber que los están tocando, claro). Conocer mis reacciones me permite tomar distancia de ellas y evitar el efecto rebote (generalmente saltamos de la misma manera ante los mismos estímulos). Si los observas, los desmantelas.

Necesitarás estar alerta para las próximas embestidas, pero cada vez te será más fácil identificar con qué reaccionas.

2. Empatía

El arte de meterse en la piel del otro hasta que su alegría te alegra y su dolor te duele.

En una sociedad tan hiper competitiva como la que vivimos, parece de risa que os cuente esto. Sin embargo cada vez más se habla y se reconoce la importancia de empatizar como motor del cambio social y corporativo.

Empatiza y derrumbarás muros. Empatiza y el primero que sale ganando eres tu. Empatiza y verás como los límites mentales que nos distancian de los otros se desmontan.

3. Intención

Dale un sentido a cada una de tus palabras (o a cada uno de tus mensajes, campañas, twits, posts, etcétera). Traza una dirección y sigue un camino, no vayas dando tumbos ni saltando de flor en flor. No hay nada más inconsistente que eso.

 

Y la inconsistencia no tiene fuerza, y tampoco enamora.

Carina Stinga

Visual Thinking Process

Profesora UOC | Mentora BCN Activa

Ayudo a empresas, organizaciones y profesionales a tener una identidad visual adecuada que fomente una comunicación acertada y permita enamorar a su público.

Comunica para visibilizar tu proyecto

NUESTRO PORTAFOLIO

Cuéntanos tu proyecto

Por favor, valida este campo

Visual design process

Casanova, 27 3º 1º
(08011) Barcelona
Carina Stinga +34 646 808 942
Santi Ruiz +34 676 632 669
hola@ruizstinga.com

Pin It on Pinterest

Share This