BLOG | Estrategia, diseño y comunicación visual

La comunicación como el eje del negocio

La comunicación es uno de los aspectos más delicados cuando nos lanzamos a emprender ya que la subestimamos creyendo que comunicar es muy fácil y, por otro lado, la aparcamos como un aspecto de nuestro proyecto al que miraremos cuando sea el momento.

La comunicación es la gran olvidada a la hora de emprender porque solemos lanzarnos a tener una web, una identidad visual y un logotipo, pero olvidamos que detrás de esa fachada es necesario tener, primero, una idea de negocio y luego, una estructura de comunicación que sostenga esa idea, que la explique y que la haga comprensible, relevante y visible.

Hoy día no puedes dejar la comunicación para el último momento cuando ya sabes qué producto o servicio venderás porque ya no se trata de salir al mercado con una idea más e intentar colocarla. Ahora el propio diseño del producto o servicio que ofrece tu empresa debería estar basado en comunicación, investigación y un profundo conocimiento de tu avatar y tu mercado. La comunicación, por tanto, juega un rol fundamental en las bases mismas del negocio y no puedes olvidarla, dejarla para después o no tenerla estructurada y definida.

¿Cómo hacer que la comunicación sea el eje de tu negocio?

 

01. Comunicar es escuchar

Nos han enseñado que comunicar es hablar, pero la verdad es que comunicar se basa primero en escuchar porque de esa escucha es de donde surge la verdadera comunicación. Esto que te explico puedes comprobarlo en tu día a día y preguntarte cuántas veces de verdad estamos escuchando lo que nos dices otros o simplemente esperando para lanzar nuestra opinión, nuestra respuesta o nuestro punto de vista sin estar realmente interesados/as en lo que nos explica el otro.

02. Diseña soluciones

Si aprendes a corregir el hábito de no estar escuchando sino esperando para intervenir, estarás haciendo el primer paso del proceso de Design Thinking que es la escucha empática y abierta, que busca recabar información. Este tipo de escucha es de alto valor, sobre todo cuando hacemos negocios ya que nos aporta una información sobre la que, a posteriori, podemos diseñar nuestros productos y servicios. Esto se aplica también a la forma en que puedes explicarlos o al embudo de tu servicio (que puede ser el mismo que el de tu competidor) pero no desde el punto de la experiencia que ofreces.

03. Aprende a hablar a tu interlocutor

Es fundamental que tengas claro con quien hablas porque esa persona es la que define el tono con el que hablas, define de qué hablas y cómo lo explicarás. Tu empresa puede que siempre venderá lo mismo pero la forma en que lo explicas puede hacer que ese mismo servicio se perciba de forma completamente diferente dependiendo de a quién le vendes.

Este es uno de nuestros ejemplos favoritos ya que en el estudio no vendemos mucho más ni mucho menos que diseño gráfico, branding e identidad visual. Puedes ponerle diferentes nombres y evolucionar esos conceptos para que Google los posicione (branding digital, identidad digital, diseño web, etc.) pero la verdad es que el servicio en esencia es uno. Sin embargo, dependiendo de a quien le ofreces y le vendes tu servicio, necesitas ajustar la comunicación para que llegue a ese público ya que no todos los prospectos vienen a buscar lo mismo de ti.

Un ejemplo claro, en nuestro caso se ve cuando diseñas para autónomos/as y personas que están montando su propio proyecto o cuando diseñas para intermediarios (agencias, empresas que no cuentan con departamento de diseño, empresas de informática, etc.). El servicio que ofrecemos es básicamente el mismo, ya que siempre se trata de diseño, pero lo que necesita cada uno es muy diferente. Mientras los autónomos/as necesitan acompañamiento, asesoramiento y escucha; los intermediarios necesitan poder pasarte un “marrón” y que lo soluciones sin que tengan que estar encima de ti. En este segundo caso funcionas como un outsourcing creativo y lo que se espera de ti es radicalmente diferente a lo que espera el emprendedor/a.

Acepto expresamente que apuntándome y enviando mi email,  los datos personales facilitados pasarán a formar parte de un tratamiento de datos del que es responsable RUIZ STINGA STUDIO de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos, con el fin de suscribirse a nuestra newsletter. La base jurídica para este tratamiento reside en su consentimiento. Los datos se mantendrán hasta que nos haga llegar su voluntad de darse de baja en cualquier momento. Le recordamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión de sus datos, así como otros derechos y ampliar esta información en nuestra Política de Privacidad.

Si entiendes esta diferencia y te das cuenta que el servicio es el mismo pero la comunicación es completamente otra, estarás haciendo un buen trabajo de afinar y de acertar con la comunicación, y la estarás diseñando a medida de tu interlocutor, que es uno de los secretos de ser asertivos a la hora de comunicar.

04. Comunica con impacto

Necesitamos entender que, sea cual sea tu proyecto, ahora necesita explicarse de manera sintética, relevante y útil. Estamos frente a un gran cambio de paradigma sobre todo en lo que se refiere a responsabilidad frente a lo que consumimos. Nuestras elecciones de consumo se han convertido en nuestro voto gracias a la democratización que permite internet y ahora nos encontramos frente a una nueva generación que utiliza ese poder para hacer que las cosas cambien. Las nuevas generaciones de nativos digitales ya no comprarán marcas sino experiencias y tienen imbuida una clara responsabilidad con respecto al poder de sus decisiones. Necesitas saber emocionar y saber conectar a través de la comunicación y, aunque tu empresa sea tradicional, necesitas diseñar una comunicación de impacto, que proponga un cambio, que enamore y que cree audiencia porque ese es el secreto del nuevo paradigma al que nos enfrentamos.

05. Ten un plan de acción y dirígete a objetivos

Nos encontramos inmersos en la época de la hiper-información que es lo más parecido a una borrachera de información que nadie puede digerir realmente. En este contexto existe tu proyecto y en este contexto estás intentando vender tus servicios y productos. Frente a esta realidad necesitamos posicionar nuestro mensaje, pero sobre todo necesitamos tener claro qué podemos abarcar y qué no. Necesitamos entender los recursos que se necesitan para mantener redes sociales y tomar decisiones sensatas a la medida de tu proyecto, sin querer copiar lo que hacen otros o estar en tal o cual medio social porque te parece que es lo que hay que hacer sin hacer una investigación a fondo de qué implica ese esfuerzo.

Para poder medir el esfuerzo es muy útil dirigir las acciones a objetivos que sean asumibles y que puedas evaluar. Eso te permite ir dando pasos utilizando una metodología y no estar dando palos al aire. Ayuda mucho entender qué estamos haciendo y por qué lo estamos haciendo para luego comprobar si los resultados obtenidos son los esperados o si hay que modificar alguna parte del proceso para enfocar mejor los resultados.

Carina Stinga

Estrategia & Comunicación visual

Profesora UOC | Mentora BCN Activa

Ayudo a empresas, organizaciones y profesionales a tener una identidad visual adecuada que fomente una comunicación acertada y permita enamorar a su público.

Comunica para visibilizar tu proyecto

NUESTRO PORTAFOLIO

INFOGRAFIA GRATUITA

20 ideas para que te recomienden

Descarga nuestra infografía gratuita para ayudarte a ser un profesional «Top of Mind», los que nos vienen a la mente cuando nos piden recomendaciones.

Privacidad-check

Gracias por tu interés, revisa tu correo porque tu regalo te está esperando.

Pin It on Pinterest

Share This