¿Cómo comunicar a buen ritmo sin morir en el intento?