Jordi Oñate, trabajar en Pixar es un sueño hecho realidad