BLOG | Estrategia, diseño y comunicación visual

Los errores de comunicación más frecuentes de un emprendedor

Dar vida a un proyecto de emprendeduría es una tarea ardua en donde la comunicación es sólo una pieza más. Es una pieza clave, pero es una más de las miles de partes que lo componen.

Antes de llegar a definir la comunicación tocará haber desarrollado la idea de negocio, el modelo de negocio, el plan de empresa y el plan de marketing. Un largo recorrido que nos hace desembocar en la comunicación.

 

La comunicación en sí misma es un área que, al menos a primera vista, parece sencilla. A su vez no es una tarea que conlleve riesgos asociados, como el caso de un arquitecto que necesitará avalar aquello que oferta con una firma que garantiza que ese edificio no se cae.

La comunicación a priori, no parece compleja.

El punto débil de la comunicación es que, mal gestionada, o sea sin una estrategia que la sostenga, es como “mono con navaja”. El coste de intervenir en la comunicación puede ser elevadísimo si tomamos decisiones en donde no verificamos el retorno de aquello que estamos haciendo.

En comunicación corporativa siempre se ha de tener claro el retorno, y más en estas épocas en que hay un exceso de canales por donde puedo transmitir mi oferta, mis valores, mi branding, mi presencia de marca.

Estos son los 7 errores de comunicación más frecuentes que me he encontrado a lo largo de mi carrera profesiona

1. Infravalorar el esfuerzo que implica la comunicación y la importancia que tiene en nuestra estrategia de marca y posicionamiento.

Más de una vez me he encontrado con proyectos que han requerido una gran inversión en estructura (como por ejemplo un bar o un restaurante de moda) y que descuidan el aspecto visual y de branding en pos de “ahorrar costes”.

2. Creer que aquello que vendes le interesa a alguien

Es una característica común empezar un proyecto y creérselo. Tener la convicción que la idea es genial y que vamos a solucionarle la vida a mucha gente. Sin embargo, estar tan empapados de nuestro proyecto nos impide contemplar la posibilidad de que aquello que estamos ofreciendo puede que no le interese a nadie. O que si ya vivían sin ello hasta ahora, ¿por qué les interesará obtenerlo? Este ejercicio de humildad es vital para poder definir una estrategia de comunicación. Saber que hasta ahora nadie necesitaba mi producto y que ahora quiero crear una necesidad me obliga a listar beneficios y a ser creativo en la maneras de difundir ese mensaje.

3. Ser plano en el mensaje

La comunicación requiere de arte, es un arte sutil pero es un arte a fin de cuentas. Se trata de saber enzalzar sin quedar pretensioso, así como de enseñar mis cartas con dosificación y no todas a la vez. La comunicación bien entendida es como un romance, enseña sin enseñar y habla muy suave, casi ni se nota que está hablando.Una manera de medir la sutileza de tu comunicación es dándose cuenta cuántas letras capitales, negritas y grandes necesitamos para transmitir un mensaje… y cuantos signos de exclamación.

4. No saber dosificarse

Es muy habitual querer echar “toda la carne al asador” desde el principio. Así vamos a buen puerto seguro. El tema es que hoy día la ingente cantidad de información nos impide retener en la memoria más que los eventos e información más recientes, y la mejor empaquetada visualmente. Es por ello que necesitamos repetirnos para acabar llegando con nuestro mensaje, y la repetición basa su fuerza en la dosificación. Se trata pues, de diseñar aquello que quiero decir (el mensaje grande), pero lo trocearé en muchos mensajes pequeños, con los cuales iré nutriendo mi red.

5. No sacarle partido a un tema enfocándolo desde diferentes aspectos.

Un principio básico de la repetición es “siempre hablar de lo mismo”, que no significa “siempre decir lo mismo”. La comunicación, en este caso, pasa por encontrar maneras nuevas y creativas de estar siempre cerca del mismo tema central y enfocarlo desde diferentes ángulos. En este ejercicio de comunicación es donde podemos desarrollar la parte más gruesa y suculenta de nuestra presencia en redes. Se trata de ser consistente (hablar siempre de lo mismo) y a la vez creativo (desde diferentes ángulos). No son conceptos reñidos aunque hacerlos funcionar en equilibrio requiere un alto conocimiento de la comunicación como herramienta de inbound marketing

6. Usar técnicas anticuadas y, muchas veces, no dejarse asesorar.

La comunicación ha cambiado radicalmente desde la irrupción de los smartphones en nuestra vida diaria. Esos aparatitos tan pequeñitos e insignificantes nos tienen enganchados a sus pantallas y a la actividad que pasa allí dentro. Eso significa que hoy vivimos en un tsunami de inputs que entran en nuestra mente. Saber gestionarlos y darles un sentido no es el objetivo de este post, sí lo es el darse cuenta que queda muy poco espacio para que nos escuchen y saber esto es de vital importancia para decidir una estrategia de comunicación. Hace sólo 5 años el panorama no era así. Hoy cada uno de nosotros está metido en un túnel personal que se nutre de sus propios feed. Podemos vivir cada uno una realidad paralela y diferente. Ya no hay una gran autopista (o un canal de televisión, ni siquiera una web) que centralicen el fluir de la información.

7. Usar tiempo y esfuerzo en desarrollar un material y luego descuidar la difusión

A veces quieres un video porque te sirve para una conferencia, por ejemplo, o para un evento concreto. Muchas veces nuestro material puede servir para más de una ocasión y hacer el trabajo posterior de reflexionar en donde puedo replicarlo y utilizarlo para ganar expansión de onda es importante para sacar la mayor rentabilidad de una pieza de comunicación. Este concepto se enlaza con dosificarse y con no hablar plano.

Carina Stinga

Estrategia & Comunicación visual

Profesora UOC | Mentora BCN Activa

Ayudo a empresas, organizaciones y profesionales a tener una identidad visual adecuada que fomente una comunicación acertada y permita enamorar a su público.

Comunica para visibilizar tu proyecto

NUESTRO PORTAFOLIO

Suscríbete a la newsletter

Creamos contenido para ayudar a emprendedores, autónomos y creativos a sacarle partido a sus proyectos. ¿Te apuntas?

Consentimiento

Gracias por suscribirte a la newsletter, en breve tendrás noticias nuestras.

Pin It on Pinterest

Share This