Contact us +34 646 808 942

Los 10 básicos en comunicación visual: Moodboard y referencias visuales

Por Ruiz Stinga Studio el 31 enero, 2019 en autonomo, comunicación, creatividad
17

Esta serie de posts intentará poner luz sobre los 10 términos básicos que utilizamos día a día los diseñadores cuando trabajamos en tu comunicación visual. Me he encontrado con que, en mis interacciones diarias con clientes y potenciales, no todos entienden muchas veces la mitad de los términos que utilizo.

El lenguaje es simplemente un punto de partida en común, define las bases de la interacción de ideas y, en este caso, de servicios. Es vital que puedas entender lo que dice tu diseñador, sobre todo cuando recibes más de un presupuesto y necesitas hacer una comparación valorativa entre uno y otro.

Hoy hablamos de moodboards, esas referencias visuales que te presentamos cuando necesitamos comunicarte un estado de ánimo visual o cuando queremos que te hagas una idea de aquello que tenemos en mente.

Los diseñadores muy habitualmente hablamos con imágenes visuales. Yo misma utilizo un montón de metáforas para explicar cosas abstractas y a la vez, suelo entender mejor conceptos complejos cuando es a través de ejemplos visuales. Los ejemplos visuales no son siempre visualmente tangibles (fotos o imágenes), a veces son construcciones mentales visuales.

 

Para qué sirven los moodboard y las referencias visuales y por qué los usamos:

  1. Para enseñarte un estado de ánimo

Cuando estamos trabajando en tu identidad visual, al principio necesitamos situar tu mundo, aquel ecosistema en el que vives y necesitamos traducirlo a formas, a colores, a tipografías y, básicamente, a estados de ánimo.

Cada pieza de diseño transmite un mensaje, contiene un estado de ánimo, se posiciona. Lo visual es definitorio por excelencia, existe y de esa existencia queremos sacar partido.

  1. Para agrupar sensaciones

Los moodboard hablan de manera visual en donde la propia combinación de elementos define un ecosistema visual y una intención. Aquello que agrupamos crea una especie de nube de tags, un gran humo que indica una dirección. Los moodboards nos ayudan a definir una dirección para ti antes de hacer ninguna bajada gráfica. Señalamos el camino, por donde vemos que va tu identidad según nuestra investigación y a través del moodboard puedes validar la propuesta o no.

  1. Para enseñarte un estilismo gráfico concreto

Muy a menudo tenemos tu logo en la cabeza antes de pasar a graficarlo. Nos imaginamos la tipografía, los colores o el icono que desarrollaremos. Nos imaginamos el estilismo gráfico, en qué consiste su forma y qué tono visual tendrá.

En el caso de un logotipo, no es tan importante presentarte referencias visuales para que puedas entender lo que tenemos pensado, porque a fin de cuentas, un logotipo no es tan exhaustivo de hacer. Sin embargo, cuando nos encontramos frente a piezas más complejas como videos,  piezas editoriales o desarrollos de branding, sí que necesitaremos enseñarte referencias visuales para que puedas hacerte una idea de la combinación de elementos de diseño que tenemos pensada para tu proyecto, esto es, del estilismo que te estamos proponiendo.

Las referencias visuales y los moodboard son, por lo tanto, uno de los primeros pasos del proceso de diseño, cuando empezamos a tomar las primeras decisiones y a hacer las primeras bajadas gráficas. En esos momentos estamos pasando de intangible a tangible, trasladamos la idea que tenemos en la cabeza a unos códigos visuales para que tu puedas validarlos o no y así seguir desarrollando el proyecto, revisarlo o volver atrás.

Los moodboards y referencias son el puente entre nuestra mente que piensa en tipografías, colores e imágenes y la tuya. Son una manera de presentarte el camino que hemos escogido para tu proyecto sin tener que desarrollarlo al detalle. Son una fase del camino de construcción de diseño en donde tangibilizamos.

Este post forma parte de la serie Los 10 básicos en comunicación visual porque cuando tu profesión es tu vocación, como es mi caso, estás atado a ella porque ella te llama una y otra vez. Es mi forma de rendir homenaje al diseño, a la creación visual y a todos los diseñadores y creadores visuales que hacemos el mundo más alegre y más bonito.

Después de 20 años moviéndome en el mundo del diseño gráfico y la comunicación visual, he aprendido que los diseñadores tenemos mucho por aportar al mundo de la empresa. Pensamos diferente, replanteamos el mundo, vamos por libres, estamos conectados con nuestro lado creativo. Tenemos activos que pueden utilizarse y aplicarse en el dia a dia empresarial. He aprendido a ser coach de emprendedores y a situar su estrategia comercial. Soy una profesional 2.0, que trabaja con la fórmula WOD (work on demand), montando equipos cuando los proyectos lo necesitan ya que cuento con mi propia red de networking profesional, por eso puedo ofrecer un precio competitivo para un servicio de altísima calidad.

Y tú, eres un emprendedor 2.0?

Carina Stinga | Diseño tu ecosistema visual | Consultora UOC | Mentora Barcelona Activa

ecosistema-visual

 

UA-125961105-1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies