BLOG | Estrategia, diseño y comunicación visual

Necesitas trabajar tu marca personal si…

La marca personal es aquello que los demás piensan de ti o lo que dicen, cuando tú no estás, como explica Jeff Bezos. Es un proceso que puedes trabajar y gestionar a favor de tu imagen. Se habla mucho de marca personal pero la verdad es que se habla de manera superficial porque uno de los puntos fuertes de la marca personal es eso mismo, lo personal y para saber trabajar la parte más personal, tendrás primero que tener claro cuáles son tus puntos fuertes y cuáles los débiles para aprender a sacarte partido por un lado y decidir mejorar tus aspectos más flojos.

 

La marca personal eres tú, entendiéndote como un producto que se sitúa en un mercado, y como tal, requiere mucho más que un análisis DAFO sencillo para que brille tu esencia.

En este post quería enumeraros los diferentes escenarios en los que puede te encuentres que pueden mejorar a través de un trabajo potente en marca y su posterior aplicación a través de la comunicación. La marca personal, en el fondo, no dista mucho del trabajo de marca que desarrollamos habitualmente en el estudio. Sin embargo, cuenta con un componente extraordinario, que eres tú mismo/a y tus capacidades, habilidades y rasgos únicos. Partiendo de descubrir ese potencial que tienes luego se define la esencia de tu marca y es esa misma esencia la que impregna toda tu práctica profesional porque la vertiente personal es la que te diferencia como profesional, la que te hace único, idóneo, convincente y certero.

¿Cuántas veces has tenido un tema de piel con un profesional o con un colaborador externo? ¿Cuántas veces ha sido importante ese “me cae bien” que te ha transmitido? La marca personal resume toda tu fuerza y alinea tu potencial para darte una diferenciación única. La marca personal es buscar y potenciar ese 5% de “unicidad” que tienes y hacer girar toda tu práctica profesional alrededor de eso.

Yo soy muy disciplinada, me gusta meditar y estoy constantemente entrenando (puede ser yoga, natación, meditación, etc). El tema es que “entrenar” es mi verbo principal. Ese verbo es en realidad una actitud vital y esa actitud es mi 5% de “unicidad”. Si sé transmitirlo a mi marca personal, eso llena mi práctica profesional de un acercamiento único, que solo Carina Stinga como diseñadora puede ofrecerte. Eso es lo que he estado trabajando estos últimos años. Aunque seas uno más en este gran mar de hiper-oferta de profesionales cualificados, si encuentras tu esencia en realidad estás plantando las reglas de tu propio mundo, de tu propio océano azul.

 

Si estás en una de estas situaciones, trabajar la marca personal podrá ayudarte a revertir y mejorar tu situación profesional:

 

01. Necesitas re-inventarte

Ya sea porque hace tiempo no haces un curso que te traiga conocimientos nuevos o porque has perdido la chispa y el enamoramiento con tu profesión, te das cuenta que te has quedado algo “fuera” de cómo están pasando las interacciones profesionales y comerciales ahora. Puede que notes una bajada en tu visibilidad profesional y que empieces a dudar de los conocimientos que tienes. Esto se junta a veces con la sensación angustiante de que tienes que ponerte al día, de que te has quedado fuera. No sufras porque en la mayoría de las veces tus conocimientos sirven y el mercado los necesita. Lo único que ha pasado es que has perdido el hilo de cómo hablarle al mercado ahora y necesitas volver a recuperar ese camino. La marca personal se convierte en tu hilo, en aquello que dices y aquello que ofreces. Te da un nuevo escenario personal y delimita tu campo de acción.

02. Tu sector está tocado por el COVID

Hay sectores que han sido fuertemente tocados por el COVID y cuya recuperación puede estar a años vista. El negocio que sabías llevar y que tenías “por la mano” ya no existe, no es rentable o el mercado no lo compra. Tienes frente a ti un primer trabajo de descubrimiento de conceptualización y de auto-descubrimiento para entender qué es lo que das de valor. Aunque no lo sepas del todo, hay algún valor que has estado dando todos estos años y ese valor es el hilo que te une con la esencia de tu marca. Ese valor hay que descubrirlo para luego encontrar la manera de venderlo de otra manera y todo esto lo haces apoyándote en el proceso de descubrimiento de tu marca personal. Porque tu marca es aquello que tienes de fuerza, aquello que tienes de único independiente del sector en que te hayas movido hasta ahora.

03. Tu empleo peligra

Si estás en una situación en que la carga de trabajo ha bajado mucho y los puestos de trabajo empiezan a peligrar, es el momento idóneo de hacerse visible y convertirse en referente a través de tu marca personal. Necesitas conocer tus potencialidades y hacerlas visibles para ser, en la mente de quienes deciden quiénes se van y quienes se quedan, una opción de fiar.

Acepto expresamente que apuntándome y enviando mi email,  los datos personales facilitados pasarán a formar parte de un tratamiento de datos del que es responsable RUIZ STINGA STUDIO de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos, con el fin de suscribirse a nuestra newsletter. La base jurídica para este tratamiento reside en su consentimiento. Los datos se mantendrán hasta que nos haga llegar su voluntad de darse de baja en cualquier momento. Le recordamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión de sus datos, así como otros derechos y ampliar esta información en nuestra Política de Privacidad.

04. Has acabado el Grado y te espera la vida laboral, pero, ¿por dónde empezar?

Después de muchos años arduos de estudio y esfuerzo, por fin tienes el título bajo el brazo y estás habilitado para ejercer esa profesión que has elegido. Es un momento vital que se parece a sacarse el carnet de coche, cuando ya no hay alguien al lado que puede controlar el coche si a ti se te desmadra. Es un momento que da mucha impresión porque ahora ya no va de probar y ver como te sale, sino que ya estás en la jungla (o el mercado). En este caso trabajar la marca personal es un ejercicio muy sano y útil de auto-descubrimiento que te permite entrar al mercado con unos cuantos puntos claros sobre ti, sobre lo que quieres y anhelas.

05. Hay mucha competencia en tu sector

Para saber si en tu sector hay mucha competencia o no, mira la cantidad de inscriptos a un anuncio de empleo. Si estamos hablando de más de 500, puedes inferir que sí que hay mucha competencia. Los sectores en donde hay mucha competencia son como selvas, hay demasiada oferta, imposible de procesar. Son océanos rojos, en donde se compite por una migaja de pan. En este caso, trabajar la marca personal te da, por un lado, un acercamiento a tu propuesta profesional única y, por otro, un planteo consistente de comunicación que hará que no te desvíes ni te rebajes, para poder conseguir cualquier tipo de proyecto o cualquier tipo de empleo. Si tienes claro lo que ofreces, mantienes tu sitio, de eso va la marca personal.

06. Tus presupuestos caen frente a otros más baratos

En el curso Consolida’t me han enseñado una máxima que me acompaña desde hace 3 años y es la siguiente: “El precio nunca es el problema”. ¿Qué significa? Que si no te acaban comprando y no acabas siendo el proveedor elegido es porque no ha quedado claro el valor diferencial que das, porque no has sabido de alguna manera explicarlo o porque no has sabido escuchar y por tanto no has sabido dar las respuestas que esa persona necesita. Este sutil encaje entre el valor que das y la escucha activa nace del trabajo de marca personal porque una vez que sabes lo que ofreces (en términos de valor y no de “entregables”), sabes comunicarlo y llevar al cliente al mejor destino posible, su satisfacción.

Carina Stinga

Estrategia & Comunicación visual

Profesora UOC | Mentora BCN Activa

Ayudo a empresas, organizaciones y profesionales a tener una identidad visual adecuada que fomente una comunicación acertada y permita enamorar a su público.

Comunica para visibilizar tu proyecto

NUESTRO PORTAFOLIO

Pin It on Pinterest

Share This