BLOG | Estrategia, diseño y comunicación visual

Patrimonio digital, tu identidad en la red

El patrimonio digital es un concepto genial que he escuchado de Jorge Sandua, el fundador y CEO de Putos Modernos. Habitualmente se le llama identidad digital, lo que le da un nombre con menos relevancia y menos urgencia. Si, en cambio, le llamamos “patrimonio” puedes entenderlo como lo que es, un valor que es imprescindible cuidar para sacarle rentabilidad a nivel de imagen, coherencia y branding.

¿Qué es el patrimonio?

Tal y como se define en este artículo, como patrimonio se denomina el conjunto de los bienes y derechos de una persona. Así mismo, dentro del propio concepto de patrimonio, nos encontramos con diversos tipos de patrimonios (cultural, natural, intangible, histórico). En todos los casos se hace referencia a aquello con lo que cuentas, que no es necesariamente algo físico.

De manera que el patrimonio, para los fines de este artículo, se refiere a aquello que tienes, tu punto de partida. Nos interesa pensarlo así porque a partir de allí podemos hacerlo crecer y dotarlo de valor. Pero eso solo pasará si primero nos damos cuenta de que, efectivamente, tenemos algo que merece ser cuidado.

 

¿En qué consiste el patrimonio digital al que nos referimos en este artículo?

Generalmente, como te comentaba, se le da el nombre de identidad digital y está compuesto por cantidad de elementos de índole gráfica que constituyen aquello que somos en la red. Podemos desglosarlos en elementos, y eso nos ayuda a entender de qué materia está constituido este patrimonio intangible, pero esta disección per sé es simplemente enunciativa porque no se trata de “tener” y “estar” sino de trabajar esa meta-conciencia que será la marca que impregna de sentido todos estos elementos.

 

¿Por qué cuidar el patrimonio digital?

Cada vez más nos vemos menos a la cara y las interacciones están pasando a nivel digital. Podemos trabajar en remoto o vender nuestros productos y servicios en la otra punta del planeta. Esto hace que el patrimonio digital y la imagen de tu proyecto cobren hoy una importancia capital. Como profesora de la Universidad Oberta de Catalunya puedo constatar que, con las nuevas herramientas digitales, pronto será cada vez menos importante desplazarse ya que muchas reuniones o clases podrán hacerse via teleconferencia. En la medida en que la digitalización de nuestras actividades se vaya asentando, será algo cada vez más naturalizado. Piensa que en gran medida el Alexa de Google o el Siri de Apple ya nos están acostumbrando a hablar con las máquinas. Nos resultan eficientes y cómodas. No se equivocan y son muy intuitivas y fáciles de usar.

 

¿En qué consiste cuidar el patrimonio digital?

En la medida en que todos nos vayamos digitalizando, tu proyecto necesitará ir respirando y destilando esta eficiencia y esta impecabilidad de que detrás hay algo potente, que no se equivoca y que es consistente. De eso se trata construir el patrimonio digital.

Por un lado, tiene que ver con la imagen que emites, que tiene que ser impecable y clara a nivel comunicacional. Por otro lado, tiene que ver con esa capacidad de dar respuestas útiles, de ser relevante, de hablar de manera clara y estructurada, en definitiva, de ofrecer una experiencia de usuario cosida y limpia.

 

A nivel de imagen y comunicación visual, el patrimonio digital requiere de una serie de puntos que es importante cuidar:

 

01. Mensaje de marca

Necesitas una marca que funcione como una supra-conciencia que impregna de sentido todos los elementos de comunicación gráfica en donde se expresa.

02. Coherencia narrativa y visual

Esta marca necesita tener un mensaje central, un concepto, una idea o, como se hacen en las agencias de branding ahora, un manifiesto en donde quedan definidas las aspiraciones de la marca.

03. Estrategia de comunicación, no se trata de estar en todos lados

Luego toca poner sentido y convertir esas intenciones en un camino orquestado, pautado y orgánico. No vale estar en todos, es imposible de mantener, pero además dice de tu proyecto que no tiene hoja de ruta ni estación de destino.

04. Storytelling, sigue un hilo

En esta época de riqueza de información y pobreza de tiempo, como indica Marty Neumeier, necesitamos que nos guíen para poder enganchar con el cuento que nos explican algunas marcas. Ya no sirve el que me expliques lo que haces, ahora necesito que me lo cuentes.

Si tu patrimonio ya te ha permitido crear algunas conexiones y tu proyecto empieza a existir en la mente de tus prospectos es importante, entonces, que cuides algunos aspectos que atañen a las interacciones digitales, y a lo que se espera de ellas.

01. Tiempo de respuesta

Marca una pauta de 48h como máximo para dar respuestas. Esto es lo que se marca en la UOC y es lo que permite que se pueda seguir una continuidad en lo que está pasando sin caer en la histeria de que todo tenga que pasar ahora, ni en la desidia de no saber cuándo recibiremos respuesta.

02. Comunicaciones claras y bien estructuradas, manteniendo un mensaje único

Al dar respuestas, presupuestos, indicaciones o lo que sea que te toque gestionar en remoto y a través del mundo digital, mira de estructurar muy claramente lo que quieres comunicar, manteniendo un mensaje central único alrededor del cual redactas el comunicado. No te vayas por las ramas. No nombres cosas que no son estrictamente necesarias para el mensaje. Relee el mensaje para limpiar la paja. Déjalo en simple y en sintético.

03. Usa el video para crear acercamiento

Puede que, como a mi, te de mucho reparo lo de ponerte frente a la cámara. Sin embargo, gracias a mi actividad como docente, pedirles un video en la entrega final te permite conocer a esa persona con las que has interactuado durante mucho tiempo y ponerle “cara”. Digamos que poner cara ayuda a conectar con esa presencia digital que está del otro lado y funciona un poco como el toque de gracia, que hace que la distancia digital se pueda saltar.

04. Aplica técnicas de venta por valor

Si estás en un proceso de enviar un presupuesto y no tienes la posibilidad de que te conozcan, te recomiendo que trabajes tu discurso aplicando técnicas de venta por valor. Estas técnicas van, en gran medida, de dejar entrever tu valor en cada cosa que haces y que dices. No envías un presupuesto solito así sin más, necesitas vestirlo de la valía de contar contigo.

Carina Stinga

Visual Thinking Process

Profesora UOC | Mentora BCN Activa

Ayudo a empresas, organizaciones y profesionales a tener una identidad visual adecuada que fomente una comunicación acertada y permita enamorar a su público.

Comunica para visibilizar tu proyecto

NUESTRO PORTAFOLIO

Cuéntanos tu proyecto

Por favor, valida este campo

Pin It on Pinterest

Share This