Contact us +34 646 808 942

Design thinking o el proceso de la innovación

Por Ruiz Stinga Studio el 21 mayo, 2018 en co-creación, comunicación, creatividad, eficiencia
9

 

La innovación se ha instalado en esos intangibles que el mercado demanda, como si, de repente, ya no valen los procesos que hasta ahora han predominado. Esto es, en esencia, una gran señal y un paso adelane. Nos permite replantear procesos absurdos, dogmas antiguos y sinergias enquistadas.

La demanda de innovación es una de las irrefutables señales de que estamos viviendo un paradigma completamente diferente.

Una vez detectada la demanda, se hace necesario caminar en la dirección correcta y posicionar tu empresa en ese ojo de huracán. Pero, ¿por dónde empezar?

Mucho se ha dicho y se ha escrito de entornos corporativos como el de Google y las grandes tecno-corporaciones. Se dice que no hay horarios, que los espacios de trabajo no parecen cárceles sino que son abiertos, moldeables, estimulantes. Favorecen el contacto social, que es un gran potenciador de ideas y a la vez permiten que cada empleado se autorregule con respecto a su motivación, enfoque y energía creativa.

No hay horas para hacer cosas ni horas para dejar de hacerlas. Se trata de fluir, de dejar que la energía del grupo inunde el espacio, de quitar limitaciones, de agregar estímulos y ponerlo fácil para que eso tan escurridizo y delicado, que es la creatividad, aflore.

Hoy os hablaré de design thinking desde mi perspectiva, porque lo más sensato es explicar aquello que sabes y que controlas. Y si además tienes técnicas y método, será más fácil de explicar y de replicar.

Design thinking es la forma de pensar y de resolver problemas de los diseñadores convertida en método para que pueda ser aplicable a otras disciplinas y organizaciones.

Nace en la Universidad de Stanford, en la costa Este de Estados Unidos. Su gran exponente es la agencia Ideo, que son los grandes gurús a escala planetaria.

El Design Thinking es una metodología de trabajo. Como toda metodología tiene sus reglas y sus pasos. Cuando entras en contacto con el design thinking te das cuenta que la creatividad es, efectivamente, 90% sudor y 10% iluminación.

Os comento 5 aspectos de la creatividad que son muy poco conocidos:

 

1.La creatividad es escurridiza

Tener ideas creativas significa haber tenido antes ideas estrambóticas, ideas imposibles, ideas sosas e ideas sin pie ni cabeza. Una buena idea nunca nace de la nada. Siempre hay un proceso y un espacio que fomenten que esa idea surja.

 

2.El entorno creativo es vital

Como te imaginarás, es imprescindible contar con un ecosistema que de lugar al ridículo, al riesgo y al fracaso. Un espacio social en donde no hay juicios y donde todas las propuestas sean bienvenidas.

En ese entorno es importante, también, cuidar el bienestar emocional y mental de las personas. La creatividad nace de dentro, de muy adentro.

Necesitas un ecosistema que permita la expansión, la fluidez y la risa como base para la innovación.

 

3.Todos somos creativos

En algún momento nos han dicho que eres o no eres creativo y en la mayoría de los casos nos lo hemos creido. Sin embargo no es cierto. Todos somos creativos. Todos nacemos niños y los niños son los maestros creativos por excelencia. Obsérvalos jugar sin intervenir y descubrirás cómo pueden montar un mundo imaginario con dos trozos de madera y un papel.

Esta característica es innata. Sólo la tenemos dormida, pero está ahí.

 

 

4.Disciplina y auto-motivación, necesitarás empujarte siempre un poco más

Aunque desde fuera la creatividad parece una tarea sencilla, la verdad es que se necesita una gran dosis de autoconocimiento para sacar lo mejor de uno mismo. Así mismo, la disciplina a la hora de trabajar es la que permitirá que lleguemos al final del camino. De la misma manera, la auto-motivación nos permite llevarnos siempre un poco más allá de nuestros límites.

5.En algunos trabajos es necesaria la creatividad; en otros, no

El entorno VUCA en el que estamos inmersos ha tirado por la borda esta máxima. Hoy todas las personas y en todos los sectores industriales necesitamos la creatividad y la innovación para navegar las aguas del cambio, la incertidumbre, la volatilidad, la complejidad y la ambigüedad.

Después de 20 años moviéndome en el mundo del diseño gráfico y la comunicación visual, he aprendido que los diseñadores tenemos mucho por aportar al mundo de la empresa. Pensamos diferente, replanteamos el mundo, vamos por libres, estamos conectados con nuestro lado creativo. Tenemos activos que pueden utilizarse y aplicarse en el dia a dia empresarial. He aprendido a ser coach de emprendedores y a situar su estrategia comercial. Soy una profesional 2.0, que trabaja con la fórmula WOD (work on demand), montando equipos cuando los proyectos lo necesitan ya que cuento con mi propia red de networking profesional, por eso puedo ofrecer un precio competitivo para un servicio de altísima calidad.

Y tú, eres un emprendedor 2.0?

Carina Stinga / Comunicación y estrategia visual

outsourcing

 

UA-125961105-1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies