Haz de tus pausas diarias un momento de retomar el control

Solemos pasarnos el día laboral entre urgencia y urgencia. A veces planificamos pero un proyecto se nos inmiscuye en nuestras mejores intenciones, de manera que nuestro timing se desmorona. Queremos funcionar de manera estructurada y con sentido pero el exterior parece confabularse e impedirlo.

Vivimos en la era de las prisas y ya nadie está acostumbrado a esperar. Hemos perdido la paciencia y la tolerancia a la espera. Nos hemos convertido en seres inmediatos y reactivos.

La comunicación visual refleja este hecho con creces. Ya no hay espacio mental para metáforas, mensajes con doble sentido o sutilezas. Ahora todo es “aquí te pillo, aquí te mato”. Quiero tu reacción inmediata en esa milésima de segundo que logro capturar tu atención.

No es de extrañar que, como sociedad, nos enfrentamos a enfermedades como trastornos ansiosos cronificados que antes eran minoritarias y que ahora azotan a niños desde los 10 años.

En este contexto, si no aprendemos a frenar el mundo nosotros, el exterior nos engulle, llevándose nuestra vida, nuestras sensaciones, nuestro estar aquí que se queda atrapado en el túnel de la prisa.

La buena noticia es que el freno lo tenemos nosotros. Podemos aficionarnos a las muy inocuas pausas mindful. Tu estarás reconectando y nadie a tu alrededor se dará ni cuenta. Eso es pura libertad personal.

Aquí mis consejos:

1. Pausa mindful, café mindful, cigarro mindful

Date cuenta de todas las oportunidades que se te presentan diariamente para retomar el control y parar la vorágine de pensamientos que se dirigen al futuro (como será mi dia, que tengo para hacer, recordar tu seguidilla de reuniones o de cosas que has dejado sin acabar, etc) y al pasado.

2. Úsalas

En muchas ocasiones tendrás la tentación de coger el móvil y pasar el rato. Intenta resistirte, el móvil solo te engulle un poco más, aunque de una forma diferente. Observa como te cansa y te aporta un poquito más de ansiedad y ruido mental. Tus pausas ordinarias están aquí para que salgas de la rueda y vuelvas a la vida. Mientras estés en tu break no dejes que el futuro o el pasado campen a sus anchas.

3. Hazte turista en tu vida

La forma más fácil de entender la desconexión mental que aporta el mindfulness es recordar cómo te sientes cuando estás en un sitio nuevo, con todo el tiempo del mundo y con la actitud abierta a explorar y descubrir.

Tú puedes crear ese frame mental en momentos concretos en tu día sin que nadie lo note, sólo utilizando de manera provechosa e inteligente esa pausa y convirtiéndola en algo mucho más poderoso, una pausa mindful.

Sigue estos 3 pasos, siente tu presente, respira tu viaje en metro, re inventa tus espacios ordinarios y todo el resto se acomodará para mejor. Créeme.

Carina Stinga

Visual Thinking Process

Profesora UOC | Mentora BCN Activa

Ayudo a empresas, organizaciones y profesionales a tener una identidad visual adecuada que fomente una comunicación acertada y permita enamorar a su público.

Comunica para visibilizar tu proyecto

NUESTRO PORTAFOLIO

Cuéntanos tu proyecto

Por favor, valida este campo

Visual design process

Casanova, 27 3º 1º
(08011) Barcelona
Carina Stinga +34 646 808 942
Santi Ruiz +34 676 632 669
hola@ruizstinga.com

Pin It on Pinterest

Share This