BLOG | Estrategia, diseño y comunicación visual

El caso Nintendo, cuando lo que vendes no es un producto sino una experiencia

La compañía Nintendo empieza allá por 1889 siendo un emprendimiento de creación y venta de barajas de cartas. Su historia es interesante y viene a cuento hoy día a este artículo porque nos ayuda a reflexionar sobre un aspecto clave de aquello que ofrecemos que empieza por preguntarnos si DE VERDAD sabemos qué estamos vendiendo.

¿Te has hecho esta pregunta tan esencial alguna vez? ¿Sabes de verdad qué es lo que vende tu compañía y qué es lo que soluciona tu proyecto?

Si nos remitimos a las grandes marcas, podemos usar ejemplos muy conocidos como que Volvo vende seguridad, Coca Cola vende felicidad y Apple vende confianza. En esta ecuación no hay coches, refrescos ni ordenadores sino experiencias de marca, que son las que enganchan. De la misma manera que cuando compramos un viaje no compramos los billetes de avión, ni las reservas de hotel o el alquiler del coche sino el relax, el tiempo de calidad con la familia y el estar lejos de nuestros ruidos habituales.

Compramos experiencias y no compramos productos o servicios, sino que estos últimos son la forma tangible de esas experiencias y lo que permite que se hagan realidad.

Retomando el ejemplo de Nintendo cabe decir que ya no venden cartas ni juegos de mesa, pero sí venden entretenimiento. ¿Podríamos decir, entonces, que el producto es el mismo con el que empezaron? Digamos que no hablamos del mismo producto en su forma (barajas de cartas), pero sí en su idea (entretenimiento creativo y de calidad). En este aspecto han hecho una grandísima labor que sirve como ejemplo para tu proyecto y para el mío y que te resumo en 4 aspectos clave:

 

01. Entiende cuál es el producto y cuál es la experiencia

Como hemos visto las grandes marcas no venden productos sino sensaciones y experiencias. Son ideas intangibles que pueden adaptarse a los nuevos consumidores, al mercado cambiante, a las nuevas tecnologías y las nuevas realidades. Ideas, en fin, que evolucionan y son dinámicas. Estas ideas son el verdadero punto central y de base desde donde se desarrollan productos y servicios. Nunca al revés.

 

02. Productos y servicios como expresión de la aspiración de marca

Una vez sabes cuál es la idea y la misión de tu proyecto, entonces tienes un camino a seguir y cuentas con un paraguas en donde puedes hacer entrar diferentes formas de productos y de servicios porque todos responden a la misma aspiración de marca.

Paola Cirelli lo explica en relación al mercado de la moda. Si tu marca se centra en ofrecer productos de cuero, ¿qué pasará cuando el cuero pase de moda? Es más inteligente encontrar una idea, una aspiración y un discurso de marca en donde lo que ofreces puede tener en realidad cualquier forma y puede evolucionar con el tiempo. Eso deja espacio para que los productos y servicios evolucionen mientras que lo único que queda en pie es la aspiración de marca, que es un intangible, una dirección en el camino.

[EBOOK] ¿Cómo enamorar con la comunicación de tu marca?

ebook gratuito

¿Cómo enamorar con la comunicación de tu marca?

Acepto expresamente que apuntándome y enviando mi email,  los datos personales facilitados pasarán a formar parte de un tratamiento de datos del que es responsable RUIZ STINGA STUDIO de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos, con el fin de suscribirse a nuestra newsletter. La base jurídica para este tratamiento reside en su consentimiento. Los datos se mantendrán hasta que nos haga llegar su voluntad de darse de baja en cualquier momento. Le recordamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión de sus datos, así como otros derechos y ampliar esta información en nuestra Política de Privacidad.

ebook gratuito

¿Cómo enamorar con la comunicación de tu marca?

Acepto expresamente que apuntándome y enviando mi email,  los datos personales facilitados pasarán a formar parte de un tratamiento de datos del que es responsable RUIZ STINGA STUDIO de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos, con el fin de suscribirse a nuestra newsletter. La base jurídica para este tratamiento reside en su consentimiento. Los datos se mantendrán hasta que nos haga llegar su voluntad de darse de baja en cualquier momento. Le recordamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión de sus datos, así como otros derechos y ampliar esta información en nuestra Política de Privacidad.

03. Incluye en tus entregables las nuevas tendencias de mercado

De un tiempo a esta parte se ha hecho patente que necesitamos entender hacia adonde se mueve el mercado ya que eso es como una ola que acaba arrastrando a tu proyecto. Observar el futuro para predecir el presente es una forma muy inteligente de pensar en aquello que ofrece tu compañía. Necesitamos adaptarnos a los tiempos y a los consumidores y saber ver cuándo toca virar un poco el rumbo. Aunque hoy tengas un producto o un servicio que funciona, es necesario evolucionarlo para mantenerlo al día y en esa evolución a veces es necesario abandonar los aspectos que las tendencias indican que son los más “antiguos”.

Si vas evolucionando aquello que ofreces paulatinamente siempre buscando incluir pequeñas mejoras, entonces el toro de haberse quedado atrás nunca te pillará. Pero si la forma de funcionar de tu organización es la de «ir tirando mientras todo va bien», puede pasarte como a Zapatero que no vio venir la crisis de 2008 porque el PBI crecía un 3%, que ya era un muy buen indicador.

A tu producto o servicio puede estar pasándole lo mismo sin que lo sepas ver. Puede que estés vendiendo ahora mismo por sinergia, por el propio movimiento del mercado, pero aquello que ofreces en realidad se está quedando viejo y no estás implementando los cambios necesarios para que siga evolucionando.

 

04. Conoce a tu usuario

Siento que en cada artículo hablo de lo mismo, pero no sabes cuántos proyectos acompañamos en donde se han definido un montón de aspectos (producto, precio, distribución, contenido web, etc.) sin haberse detenido a pensar de verdad quién es el usuario de aquello que ofrezco y qué le doy de valor.

Tu usuario es el centro, el motor de aquello que haces. No existe nada fuera de él. No hay proyecto ni compañía sin un usuario que quiera comprar aquello que ofreces. El cliente es la razón de ser de tu negocio y es, en el fondo, el que acaba dándole la forma a aquello que vendes.

Volviendo al caso de Nintendo, el gran crecimiento que han tenido con la Nintendo Switch se basa en gran medida en haber observado el mercado y en definir un usuario que se enamoraría de su propuesta. Concretamente se han centrado en quienes no son aficionados a los videojuegos, sino que han pensado en crear un tipo de producto que promueve entretenimiento en familia, con amigos y que fomenta la actividad física. O sea, han roto con todos los estigmas de la industria del videojuego y eso les ha permitido entrar en un terreno nuevo y enfocarse a unos usuarios vírgenes.

En casa tenemos una Switch porque nos permite hacer ejercicio con el Ring Fit Adventure, explorar la creatividad con la serie Labo y jugar a juegos que pueden ser muy cariñosos como el Kirby que reparte amor y corazones.

 

De barajas de cartas a entretenimiento pensado para un tipo de público que no es aficionado a los videojuegos hay muchísimo camino recorrido pero la esencia siempre es la misma: aspiración de marca (cuál es el valor) y conocer a tu audiencia al dedillo (para saber aliviar sus dolores). Si tu proyecto y tu marca necesitan evolucionar porque se han quedado ancladas en vender “cosas”, podemos ayudarte a recuperar la ligereza de lo intangible.

Carina Stinga

Estrategia & Comunicación visual

Profesora UOC | Mentora BCN Activa

Ayudo a empresas, organizaciones y profesionales a tener una identidad visual adecuada que fomente una comunicación acertada y permita enamorar a su público.

Comunica para visibilizar tu proyecto

NUESTRO PORTAFOLIO

EBOOK GRATUITO

¿Cómo enamorar con la comunicación de tu marca?

Te explico las claves para enamorar con la comunicación de tu marca porque, en última instancia, será tu marca (y no tu servicio o producto) la que marque la diferencia.

Privacidad-check

Gracias por tu interés, revisa tu correo porque tu regalo te está esperando.

Pin It on Pinterest

Share This