Contact us +34 646 808 942

El contenido no se escribe, el contenido se diseña

Por Ruiz Stinga Studio el 17 enero, 2019 en autonomo, comunicación, creatividad, eficiencia
18

Estamos en la época de la digitalización, esto es, que todo, absolutamente todo, si no es digital ahora, lo será en breve. Como si estuviéramos pasando el mundo tal y como lo conocíamos hasta ahora a otro medio y a otro lenguaje. Ya podemos observar que las nuevas generaciones piensan en digital, por ejemplo, tocan las pantallas de los televisores porque dan por sentado que son táctiles; o encuentran perfectamente cómo usar el iPad sin saber leer, y es por su capacidad para tocar todos los botones que se les aparecen sin tener miedo a que el aparatito se quede colgado.

Hace un tiempo que trabajo para el mundo del diseño web. Y es curioso lo que está pasando porque el diseño es completamente accesorio (aunque necesario) pero algo secundario. Lo que importa es “digitilizar tu contenido” y hablarle a Google. Si un cliente tiene un producto para alguna dolencia, querrá tener un blog que hable de las complicaciones de esta patología. Querrá tener contenido útil, querrá dar consejos, querrá parecer serio, querrá que lo encuentres al situar algunas palabras clave en el buscador.

Te preguntas entonces si quieren que ese contenido lo leas, probablemente no, no te hablan a ti ni quieren solucionar tu dolencia, le hablan a Google o, mejor explicado, le hablan a los robots de Google que están escaneando día y noche la web para asociar palabras clave con contenido, con links externos, con densidad de palabras clave y con visitas de un site.

 

La digitalización que estamos viviendo significa, en gran medida, estar hablándole a las máquinas y a los bots. Significa aprender cómo buscan y cómo encuentran para así diseñar nuestro contenido para ellos.

 

En este post te dejo ocho consejos para quienes se plantean crear contenido. No son consejos de legibilidad para Google, que podrás encontrar en infinidad de páginas web (hoy casi todo el mundo habla de ello). Yo quiero darte consejos para escribir textos que sean amables de leer, que tengan sentido y que respondan a tu narrativa personal (o sea, que vengan a cuenta con tu marca, aquello que solucionas como profesional y tu propuesta de valor). También te dejo algunos consejos para Google pero quiero dejar claro que hay muchas webs que saben mucho más que yo de eso.

  1. Escribe en pirámide

Esta máxima del periodismo está en boga más que nunca, lo más importante arriba, lo menos importante abajo. Dame en las primeras líneas el anzuelo para que quiera seguir leyendo, ponte sexy en esa parte, dime algo que quiera oir… soluciona!

  1. Usa tu destreza verbal en el título

Engánchame con el título, porque es tu declaración de intenciones. Busca que tenga gracia, que tenga tu gracia personal. Puedes ofrecer soluciones, 10 claves para, algún listado breve que resuma alguna temática siempre es agradecido. Tienes pocas posibilidades de que un ser humano lea el post, pero suficientes posibilidades de que lean el título.

  1. Usa imágenes atractivas

Ten en cuenta que lo que se dice “leer”, poca gente de carne y hueso lo hará. Más bien escanearán el contenido, que es mucho, si logras que entren en él. Para que quieran mínimamente ver de qué va tu post, tienes que darles un recurso fácil de digerir y es allí en donde la imagen o la ilustración que “vista” tu post juegan un papel fundamental. Las imágenes se consumen mucho más que los textos así que, no las dejes al libre albedrío, no uses las genéricas que usa todo el mundo, busca tu estilo visual allí, es tu carta de presentación.

  1. Escribe con orden, pocas ideas y muy claras

Un post no es un tratado de filosofía, es un bocadillo, una información condensada, mínima, bien escrita, dinámica y útil. Es importante que contemples el último punto de la utilidad, para ello céntrate en contenido evergreen (aquel que tarda en caducar). Al dejar por escrito las ideas, diseña el texto para que no se vea como una parrafada sino que contenga ritmo, acentos y bullets. Usa las virtudes del diseño editorial y las variantes de tipografías para destacar partes del contenido. Y no te olvides que a Google le interesan los textos que señalas entre las etiquetas h1 y h2 por lo que, si lo que quieres es que los bots encuentren tu site, alinea tus titulares a tus palabras claves y eso se convertirá en una bomba de marketing digital.

  1. Escribe porque te ilusiona

No escribas para Google ni lo hagas para alguien que no seas tú mismo. Busca tu narrativa, tu tono, los temas que te interesan y escribe sin esperar resultados pero chequeando que te lo estás pasando bien cuando lo haces. En la escritura, como en cualquier arte creativa, tu estado de ánimo se traduce literalmente y no se puede fingir ni mentir. O bien, sí que puedes hacerlo pero el resultado se nota porque son textos que no tienen swing, ni empatía y que no vibran.

  1. Entrena el hábito

Al comenzar, un blog es algo que hay que empujar pero luego, casi va solo. Es una cuestión de crear el hábito y de llevarlo a la acción. En este post te hablo de cómo trabajarte a ti mismo para sacar creatividad a raudales solo siguiendo unas pautas muy simples para instaurar la atención y la eficiencia en tu vida. Una vez tu blog haya conseguido mantenerse porque ya es un hábito, se parece un poco a los 21 días que se necesitan para ir a nadar cada día a las 7am. De hecho, puedes lograr instaurar básicamente cualquier hábito si le das el tiempo necesario para que madure en ti.

  1. Inspírate en todo

Una vez tengas el hábito, ya no necesitas pensar en el empujar, porque va solo. Entonces usa tu energía mental en atraer contenido a tu psique. Esto que te digo puede parecer una locura pero se trata nada más de que hagas conscientemente lo que habrás descubierto hace nuestra mente a menudo. ¿Te has dado cuenta que cuando crees que estás embarazada solo ves mujeres embarazadas por la calle? Esto es atraer contenido. Tu mente tiene dentro un input y acomoda lo de afuera para que responda a ese input. Es un proceso natural, evidentemente no podemos absorber todo lo que pasa afuera y solo vemos aquello que nos es familiar o aquello que nos interesa. Si estás atento/a, puedes usar esta característica de tu mente para idear contenido fresco para tu blog. Contenido que no se parezca al de otros profesionales que venden los mismos servicios que tú.

  1. Prueba el video-blog

Este punto lo dejo para el final porque solo te recomiendo hacerlo cuando hayas pasado por la fase del blog. ¿Por qué? Porque es muy fácil caer en el video que no tiene contenido, que es puro recurso visual o que se te agoten los temas pronto. El video es un recurso goloso y por ello nos hace perder un poco el foco y el discurso. Haciendo una analogía con el mundo del diseño, el blog es el boceto, aquella pieza que has estudiado y diseñado a lápiz, que es un esquema, que aún es modificable y que a la vez contiene los elementos fundamentales. Cuando pasas esa pieza al ordenador y empiezas a trabajarla, más vale que la estructura base esté bien definida, sino te quedará algo bonito pero vacío.

Eso mismo puede pasar si empiezas por el video-blog sin pasar por el blog a secas. Necesitas hacer el hábito, saber sacarte partido, encontrar tu narrativa, tu estilo visual y tu tono. Solo entonces estarás preparado.

Después de 20 años moviéndome en el mundo del diseño gráfico y la comunicación visual, he aprendido que los diseñadores tenemos mucho por aportar al mundo de la empresa. Pensamos diferente, replanteamos el mundo, vamos por libres, estamos conectados con nuestro lado creativo. Tenemos activos que pueden utilizarse y aplicarse en el dia a dia empresarial. He aprendido a ser coach de emprendedores y a situar su estrategia comercial. Soy una profesional 2.0, que trabaja con la fórmula WOD (work on demand), montando equipos cuando los proyectos lo necesitan ya que cuento con mi propia red de networking profesional, por eso puedo ofrecer un precio competitivo para un servicio de altísima calidad.

Y tú, eres un emprendedor 2.0?

Carina Stinga | Diseño tu ecosistema visual | Consultora UOC | Mentora Barcelona Activa

ecosistema-visual

 

UA-125961105-1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies