Contact us +34 646 808 942

Marca personal, la enseñanza del queso fontina

Por Ruiz Stinga Studio el 4 octubre, 2018 en autonomo, comunicación
13

 

El queso fontina es un producto típico de la Valle d’Aosta, esa región muy al norte de Italia que toca con Francia. Es un territorio alpino en donde las montañas son la pura esencia y la pura presencia.

 

La mayoría de la tierra es estéril, de manera que el uso de este recurso está muy delimitado y definido. En invierno, todo es nieve, en verano hay valles verdes. Es entonces cuando las vacas típicas de la región salen a pasturar.

El queso fontina está hecho exclusivamente de leche de vacas de la región, porque de eso va la DOP (Denominación de Origen Protegida). En la producción del queso participan entes, animales y personas que son del territorio. Esto es un hito en épocas de globalización y es digno de comunicar. Por eso el queso cuenta con un museo, con visitas a los “alpeggio” y a los “caseificio” (fábricas de queso fontina).

marca personal

Si al llegar a la Valle d’Aosta, como yo, no tenías idea de la existencia del queso fontina, al volver a casa probablemente te hayas enamorado de él. No por el queso en si, que es bueno pero esto no es el factor determinante, sino por la historia que te han explicado, por el mimo y el cariño a lo autóctono, por el orgullo con que lo enseñan y porque no siempre es necesario agendar una visita a un caseificio. Puedes preguntar en la tienda si puedes visitarlo y te dicen que ningún problema, que “a las 7 llega la leche fresca de las vacas y que te acerques hacia las 9 si quieres ver el proceso un poco avanzado”.

No te crees que sea tan fácil o que sean tan abiertos y simples. Te acercas a las 9 con tus tres hijos, te abren las puertas encantados, responden a todas tus preguntas, te enseñan todo lo que hacen y como lo hacen… y hasta te dejan probar el queso cuando es solo una masa de leche cocinada.

Esta parte de la accesibilidad, el orgullo por las tradiciones y el permitirme entrar a su mundo, me inspiró un paralelismo con la marca personal. He definido en tres puntos cómo darle sentido y hacer crecer tu marca personal a partir del queso fontina:

  1. ¿Cuál es tu queso?

¿Qué es eso que vendes? ¿Qué haces mejor que otros? ¿Qué hay entrebastidores en tu trabajo y es digno de enseñar: artesanía, personalidad, dedicación? El primer paso para tener una marca personal coherente es tener claro el sentido y la razón de ser. Esto es, tu lugar en el mundo.

  1. ¿Qué ingredientes usas?

El mundo está lleno de oferta. Da igual el tipo de producto o servicio que busques, te emborracharás con las respuestas de Google. Además de ser bueno en aquello que haces (tu queso), ocúpate de enseñarme cuáles son los ingredientes que usas. De esa manera podré conectar con tu oferta y la percibiré de una manera diferencial.

  1. Enséñame como lo haces

Hasta hace unos años para ofrecer y vender producto o servicio, sólo contaba el resultado final, la demostración de que puedes hacer eso que necesito. Ahora pasamos más tiempo en las redes sociales y espiando las vidas de otros. Estamos más acostumbrados y expuestos al “voyeurismo”.

Me gusta vivir la vida de otros, ser tú por un momento. Enséñame tus entretelones, el proceso, las cosas a medio acabar, los caminos que te han llevado hacia allí. De esa manera me haces partícipe de tu proceso, te muestras más cercano y me quedo con esa clara impresión de que eres como yo, tienes dias buenos y malos, cosas que te salen bien y otras que salen mal. Eso es engagement, así como lo dicen los expertos en marketing digital. Enseñando tus entretelones estás creando engagement.

Como verás, nos situamos en la era de la comunicación 360º en que todo comunica, lo queramos o no, lo controlemos o no. Así mismo, está demostrado que impactamos más en la mente del consumidor con la repetición que con un mensaje muy diseñado y de alto impacto.

Resumiendo: repítete, déjame que te vea, a menudo y en diferentes situaciones, no sólo cuando ganas un premio, das una conferencia o las cosas te salen bien. Enséñame tus procesos, tus ingredientes y tu espacio de trabajo. Abre las puertas para que pueda conectar contigo y con eso que tienes para ofrecer.

Bienvenido a la era de la comunicación 360º.

Después de 20 años moviéndome en el mundo del diseño gráfico y la comunicación visual, he aprendido que los diseñadores tenemos mucho por aportar al mundo de la empresa. Pensamos diferente, replanteamos el mundo, vamos por libres, estamos conectados con nuestro lado creativo. Tenemos activos que pueden utilizarse y aplicarse en el dia a dia empresarial. He aprendido a ser coach de emprendedores y a situar su estrategia comercial. Soy una profesional 2.0, que trabaja con la fórmula WOD (work on demand), montando equipos cuando los proyectos lo necesitan ya que cuento con mi propia red de networking profesional, por eso puedo ofrecer un precio competitivo para un servicio de altísima calidad.

Y tú, eres un emprendedor 2.0?

Carina Stinga | Comunicación y estrategia visual | Consultora UOC

outsourcing

 

UA-125961105-1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies